martes, 22 de septiembre de 2015

LOS REGALOS DE LA NATURALEZA

Sólo hay que estar atento a lo que nos rodea para encontrar algunos elementos que pueden embellecer nuestro hogar. Muchos de nosotros somos amantes de callejear por los mercadillos de brocanteros y anticuarios con el objetivo de consegir una pieza que, una vez recuperada, luzca de manera soberbia en nuestras casas. Esa es una de las formas de estar atento.
Pero también debemos prestar atención a la Naturaleza. Troncos de madera, rocas, corteza de árboles, losas, fósiles, etc. pueden integrarse en el ambiente decorativo y embellecer cualquier rincón. Estos días he tenido la suerte de pasear por bosques frondosos y ver árboles en todo su esplendor. Estos paseos me han inspirado para este post.
Dentro de poco empezará la época de poda de los árboles, de las vides... y éste es un estupendo momento para abrir bien los ojos. Unos sarmientos secos colocados en un jarrón pueden embellecer cualquier cómoda, consola o simplemente un rincón si se posa en el suelo. Si el ambiente es rústico nada como un jarrón de cobre o una lechera antigua, y si el ambiente es sofisticado un jarrón de cristal alto será su compañero perfecto.
Pero si tenéis ocasión de conseguir un tronco de buena madera no la perdáis. Puede tener infinitas posibilidades. Para muestra la increible consola de la fotografía. Realizada con la bifurcación de dos ramas, se le ha colocado un sobre de madera y se ha pintado de color blanco para integrarla con el ambiente. El resto de objetos son igualmente espectaculares y entran en perfecta comunión con el mueble. Ese estupendo arreglo floral en forma de bouquet en un jarrón esférico de cristal,  la lámpara igualmente de cristal, esta vez en tono azulado con la pantalla de lino en blanco como los pies de la consola, el manojo de enormes llaves y, como no, el maravilloso espejo redondo en el que se refleja el resto de la sencilla decoración de la casa. 
Sin lugar a dudas, la perfecta asociación entre la naturaleza y la belleza decorativa.

Via: Houzz

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho el pie de esa mesa, es de lo más original...
    En el alféizar de mi ventana tengo un comedero de carboneros y herrerillos y para que puedan posarse he colocado una rama muy retorcida que parece un dragón y decora mucho. Me agrada tu idea de incorporar materiales de la naturaleza, siempre que no suponga destrozar nada, como tú apuntas debe ser material de poda o que ya esté muerto.

    ResponderEliminar